Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

En la actualidad las cesáreas están a la orden del día, y en nuestro país se practican más del 40% entre ellas voluntarias e involuntarias. (OMS sugiere un máximo del 15%)
Cuando esta práctica es voluntaria y a la carta, es totalmente claro que detrás de la desición hay desinformación.
Antes de tomar tal desición, (trascendental) vale la pena responder lo siguiente:
Si se tienen resueltas las siguientes preguntas, la desición puede ser más responsable.¿Cómo una maravillosa intervención de salvamento se ha convertido en una manera banal de nacer?

¿Por qué en lugares como Gran Bretaña se hacen menos del 10% y muchas más en otras partes?

¿Por qué maniobras tan arriesgadas como la utilización de los fórceps no han sido eliminadas por la cesárea?

¿Por qué debemos distinguir entre cesáreas sin trabajo de parto, cesáreas durante el trabajo de parto y cesáreas de urgencia?

¿Qué es el test de la piscina?

¿Cuáles son los primeros microbios con los que se encuentra un bebé nacido por cesárea?

¿Es fácil la lactancia después de una cesárea?

¿Qué sabemos de las consecuencias a largo plazo del nacimiento por cesárea?

¿Qué consecuencias tiene a largo plazo para la madre el parto por cesárea?

¿Cómo ha evolucionado esta intervención en pos de una mayor seguridad?

¿Cuál es el futuro de la «cesárea a la carta»?

¿La era de la cesárea, marca una etapa en la evolución del volumen cerebral?

¿Estamos avanzando hacia una diversidad cultural sin precedentes?

¿Cuál es el futuro de una civilización nacida por cesárea?

¿Puede la humanidad sobrevivir a la seguridad de la cesárea?

Tomado de:

Cesárea: ¿problema o solución? Michel Odent 2009

Deja un comentario