BIENVENIDAS PATALETAS…

pataletas
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

(para los nuevos papás o papás con hijos que recién pasan delos 2 años)

Hoy entiendo…

Hace algún rato (cuando ni pensaba tener hijos), observaba a menudo mamás pasando por una pataleta de sus hijos; unas de ellas gritándo,  otras ignorando la pataleta, otras haciendo chantaje emocional, otras dando nalgadas o tomando del brazo al niño al estilo “jalado”. Al ver esto decía o pensaba: 

-ush bichitos no los educan bien en su casa-,  “que tipo de gente esta”, “está bueno que le de nalgadas (pero en su casa no en público” “porqué no le da un tirón de orejas y ya”, “bichitos mal educados que los acostumbran a darles lo que ellos piden”, y un sin fin más de pensamientos.

Hoy (con Emmanuel) después de leer y empoderarme de la crianza, puedo entender que las pataletas son parte de un “proceso de desarrollo” del niño.

Hoy entiendo que es posible actuar de un modo firme, respetuoso y con amor (ya que soy adulto y entiendo que las pataletas pertenecen a los niños no a los adultos).

Una pataleta no es más  ni menos que “un deseo frustrado de un niño” y que, como aún es niño, no sabe como actuar o expresar ésa frustración.

Las pataletas inician cuando el niño busca su independencia (usualmente aparecen desde el 18 meses de edad). El problema en todo esto es que esas pataletas aparecen en los lugares menos esperados, “donde hay mucha gente desconocida (súpermercado, centro comercial, la calle, cumpleaños, una clínica, etc.), y es el adulto el que “cree estar pasando por un mal momento”, cuando el peor momento lo pasa el niño.

La pataleta es un problema para el que la escucha y observa (refiriéndome a un 3ro), ya que se vuelve un juez sobre el actuar de ése niño sin saber o conocer acerca de las etapas de desarrollo de un niño o del estilo de crianza de los padres; aparecen opinólogos  (así como yo hace unos años), y son esos los que opinan sin saber, opinan y repiten acciones de mala crianza sin fundamento que heredaron de sus cuidadores.

Entre otras cosas, las pataletas son señales que me dicen que mi hijo está conociendo y poniendo a prueba las “normas” del contexto en el que está, y las confronta para exponer su deseo y postura.

Ya vendrá el día en el que mi hijo desarrollará nuevas habilidades  (entre los 5 y 6 años), y esas pataletas se irán para darle la bienvenida a una nueva etapa del desarrollo.

Hay diversos autores en la web (expertos como Carlos González,  Rosa Jové, Alberto Soler, etc.), que sugieren y enseñan como actuar ante las pataletas. Más vale leer de ellos y no actuar según opinólogos que nada entienden de la crianza con respeto.

PD.: Otras organizaciones con estudios serios sobre el desarrollo de los niños desde el vientre; abarcando temas de alimento, salud, afecto, etc.: ONU y sus agencias, BID, AAP, AEP, Alba Lactancia, LLI, e-lactancia,  etc.

Deja un comentario